A principio de este 2018, la Universidad de Copenhague (Dinamarca) y la Universidad de Rennes (Francia) llevaron a cabo un estudio de forma conjunta cuyo objetivo era determinar la relación directa entre el consumo abusivo de ibuprofeno y la producción de hormonas masculinas.

Este estudio ha sido publicado en la reconocida revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS)[1], creando a su vez una considerable alarma social, al tratarse de un estudio sobre el antiinflamatorio no esteroideo más utilizado actualmente.

En el estudio participaron 31 pacientes masculinos en edad reproductiva (entre 18 y 35 años), a 14 de ellos se le dio una dosis diaria de 1200 mg de ibuprofeno y al resto se le administró placebo. A los 15 días ya se pudo apreciar que el ibuprofeno afecta negativamente a la producción de testosterona de forma normal, ya que se detectaron altos niveles de hormona luteinizante en los hombres a los que se le administró el ibuprofeno. Esta hormona es la encargada de estimular la producción de testosterona en los testículos para alcanzar un nivel normal, de lo que se deduce que al estar presente esta hormona en altos niveles, la producción de testosterona de forma normal se ha visto afectada por el abuso de ibuprofeno.

Este desequilibrio hormonal masculino recibe el nombre de hipogonadismo compensado y puede causar infertilidad, disfunción sexual y enfermedades autoinmunes entre otros muchos trastornos. La parte positiva de todo esto reside en que estos efectos no son permanentes, sino que se pueden revertir cambiando el mal hábito de abusar del antiinflamatorio en cuestión.

Por último, para comprobar el efecto directo de altas concentraciones de ibuprofeno en las gónadas masculinas, se hicieron experimentos utilizando tejido testicular de pacientes de cáncer de próstata. En estos estudios se observó de forma clara que el ibuprofeno reduce la actividad de los genes responsables de producir testosterona en los testículos.

A modo de conclusión, recomendamos vigilar el consumo de este medicamento si queremos cuidar de nuestra salud reproductiva.

 

 

Redactado por: Ana Márquez

Fuente: https://goo.gl/iXgKv2