Se podría decir que estos gemelos semi-idénticos o sesquicigóticos son gemelos de madre pero mellizos de padre.

 

Es una realidad que el número de embarazos múltiples se ha visto incrementado en las últimas décadas. En gran parte, como consecuencia del aumento de la edad materna en la búsqueda del embarazo y, por otro lado, al auge de los tratamientos de fertilidad, ambos hechos relacionados entre sí.

Aún así, el embarazo múltiple es un proceso ‘raro’, teniendo el embarazo gemelar una prevalencia de 1 de cada 80 embarazos y 1 de cada 6.400 en el caso de embarazo triple.

¿A qué se debe?

El proceso normal de formación de un embrión consiste en la unión de un gameto haploide femenino y otro masculino para formar un único cigoto diploide que contiene la mitad de información genética procedente de la madre y la otra mitad del padre. Este proceso ocurre tras la liberación del folículo maduro en las trompas de Falopio de la mujer, y el encuentro a posteriori con el espermatozoide más ‘fuerte’, liberado tras la eyaculación del hombre en el aparato reproductor femenino. Cuando comienza el proceso de la fecundación, la membrana del óvulo se bloquea para evitar que ingrese cualquier otro gameto masculino. Pero, esto no es lo que ocurre siempre.

-En el caso de los mellizos (o gemelos dicigóticos) dos espermatozoides fecundan  dos óvulos de forma independiente y dan lugar a dos embriones que se desarrollan en placentas y sacos amnióticos distintos durante el embarazo. Es decir, son como dos hijos genética y físicamente distintos pero gestados al mismo tiempo.

-Por otro lado, los gemelos (o gemelos monocigóticos) se generan cuando un mismo espermatozoide fecunda un solo óvulo que se divide en dos para dar lugar a dos embriones idénticos, clones genéticos que se diferenciarán con el tiempo a causa de la epigenética. En este embarazo múltiple lo más normal es que los embriones compartan una misma placenta.

Hace pocos años se descubrió un tercer tipo de gemelos, denominados gemelos semi-idénticos o sesquicigóticos. En su gestación, hay dos placentas y puede ser que se trate de un niño y una niña pero el material genético es casi idéntico. En concreto, el ADN de la mujer es el mismo, mientras que el del varón varía. La explicación de este fenómeno  es que “por error”, dos espermatozoides distintos fecundan un mismo óvulo dando lugar a dos embriones muy similares pero no idénticos.

El reciente estudio de M.T. Gabbett et al. (2019) sugiere la hipótesis de la formación de dos cuerpos polares en la fecundación y un huso tripolar en el cigoto. Posteriormente ocurre la repartición aleatoria del doble material genético del padre y la división final de la masa celular interna del blastocito resultante en dos, como muestra la imagen siguiente.

Creación Propia

DOI: 10.1056/NEJMoa1701313

Para los ginecólogos ésta no es una situación común, más bien se piensa que es biológicamente imposible porque la mayoría de los embriones de este tipo no llegan a término. A pesar de ello, ya se han registrado dos casos de gemelos semi-idénticos nacidos vivos. El primer caso registrado ocurrió en 2007, en una pareja de EEUU y el último en el año 2014, en Australia.

El primer caso se reportó porque uno de los bebés de EEUU tenía problemas genitales, que resultó en hermafroditismo. Mientras que el segundo caso sí se detectó en una ecografía de rutina del embarazo. Esto significa que puede haber otros gemelos o mellizos que también sean semi-idénticos y lo desconozcan.

Es oportuno destacar que el segundo caso de gemelos fueron concebidos de forma completamente natural y completamente sanos, y en ninguno de los dos casos estaban involucrados tratamientos de fertilización in vitro o infertilidad.

Todo ello refuerza que los embarazos múltiples son un área impresionante que aún hay que investigar. Incluso la cuestión de la formación de los gemelos completamente idénticos, que aún no se ha resuelto de manera concluyente.

En Pronacera Therapeutics ofrecemos varios tests pre-natales. Uno de ellos es el Nativa, un examen prenatal seguro, simple, y confiable que le proporciona tranquilidad acerca de su embarazo de forma no invasiva, sin riesgo para el feto.Nativa Logo productos

Claudia Díaz

Referencias:

  1. T. Gabbett, J. Laporte, R. Sekar et al. (2019). Molecular Support for Heterogonesis Resulting in Sesquizygotic Twinning. N Engl J Med 380 (9), pp. 842-849. DOI: 10.1056/NEJMoa1701313

V.L. Soute, M.A. Parisi, D.R. Nyholt et al. (2007). A case of true hermaphroditism reveals an unusual mechanism of twinning. Human Genetics 121 (2), pp. 179–185. DOI: 10.1007/s00439-006-0279-x

https://www.nytimes.com/2019/03/08/health/semi-identical-twins.html?ref=nyt-es&mcid=nyt-es&subid=article