Lo que comes tiene un gran impacto en tu estado de ánimo

La alimentación determina el bienestar mental, pero ¿qué hay que tener en cuenta?

Estado de Ánimo Nutrición

La depresión afecta a más de 300 millones de personas y, según la OMS, es la cuarta enfermedad que más incapacidad provoca en todo el mundo. Su prevalencia muestra una tendencia creciente, suponiendo una presencia del 7% para las mujeres y del 4% para los hombres.

Revisiones sistemáticas y meta-análisis recientes apuntan a la alimentación como una vía para prevenir problemas asociados a la salud mental y rendimiento cognitivo. De hecho, seguir un patrón de alimentación saludable (principalmente la dieta mediterránea tradicional) o evitar una dieta proinflamatoria parece conferir cierta protección.

Las vías neurológicas que puede ser modulada por la alimentación están relacionadas con la inflamación, el estrés oxidativo, la neuroplasticidad, la función mitocondrial y el microbioma intestinal.

Food for thought: how nutrition impacts cognition and emotion

La siguiente imagen del estudio Food for thought: how nutrition impacts cognition and emotion, plasma como la sobrealimentación, obesidad, alta ingesta de grasas de baja calidad o una dieta deficiente pueden producir una respuesta inflamatoria y tener un impacto tanto en factores circulantes que regulan la saciedad, como en estructuras cerebrales que median la cognición y la emoción. Mientras, los ácidos grasos poliinsaturados (PUFA), los polifenoles y la ausencia de estrés pueden prevenir los resultados negativos (problemas de memoria y / o conductas depresivas) al regular la actividad de las células inmunitarias.

En definitiva, la evidencia científica recoge que:

  • Por un lado, benefician al cerebro el consumo de vegetales, frutos secos, chocolate negro (>70%), probióticos, aceite de oliva virgen extra, café, lácteos enteros, pescado (sobre todo azul) y cereales integrales. Esto se debe al efecto antiinflamatorio de estos alimentos, así como a su función protectora contra neurotoxinas.

  • Y por otro lado, el consumo de ultraprocesados (Ej. Galletas, carne procesada, refrescos o alcohol) y de cereales o aceites refinados, perjudican al estado mental.

Y tú ¿Sientes que tu estado de ánimo mejora cuando llevas una buena alimentación? ¡Déjanos tu comentario!

Redactado por: Marta Aguilar Díaz | Dietista-Nutricionista

Fuentes:

  • C. Lassale et al. Healthy dietary indices and risk of depressive outcomes: a systematic review and meta-analysis of observational studies. Molecular Psychiatry (2018), Nature. DOI: 10.1038/s41380-018-0237-8
  • Li et al. Dietary patterns and depression risk: A meta-analysis. Psychiatry Res (2017) Jul; 253:373-382. DOI: 10.1016/j.psychres.2017.04.020