¿Sabías que la alimentación puede ayudar a controlar el síndrome de ovario poliquístico

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una afección de salud común que padece una de cada 10 mujeres en edad fértil. El SOP puede conllevar a otros problemas de salud graves, como la diabetes, problemas cardiovasculares, depresión y un mayor riesgo de cáncer de endometrio, y además, está fuertemente asociado con la obesidad abdominal y la resistencia a la insulina.

El síndrome de ovario poliquístico es uno de los trastornos endocrinos más frecuentes, representa el 73% de los casos de infertilidad anovulatoria, y va en aumento debido al aumento global de la prevalencia del sobrepeso y la obesidad.

El SOP se puede diagnosticar en mujeres que presenten al menos dos de los siguientes puntos:

  • Oligomenorrea o amenorrea asociada con disminución de la ovulación. El SOP es la causa más común de infertilidad anovulatoria.
  • Exceso de andrógenos.
  • Ecografía ovárica anormal y aumento del volumen ovárico.
  • Aumento de la LH con aumento de la relación LH/FSH.

Algunas investigaciones han demostrado que la dieta puede ayudar a reducir el impacto del SOP.

¿Cómo influye la dieta en el SOP?

Dos de las principales formas en las que la dieta afecta al síndrome de ovario poliquístico son el control del peso y la producción y la resistencia a la insulina. Muchas de las personas con SOP presentan resistencia a la insulina, por lo que ésta desempeña un papel importante, es por eso que conseguir unos niveles de insulina adecuados a través de una dieta es uno de los mejores pasos para controlar la enfermedad.

El seguimiento de una dieta que cubra las necesidades nutricionales, mantenga  un peso saludable y promueva buenos niveles de insulina puede ayudar a las personas con síndrome de ovario poliquístico a sentirse mejor.

Existe un acuerdo generalizado sobre qué alimentos son beneficiosos y parecen ayudar a las personas a controlar el SOP, y qué alimentos evitar.

Tres dietas que pueden ayudar a las personas con síndrome de ovario poliquístico a controlar sus síntomas son:

  1. Dieta de bajo índice glucémico: el organismo digiere los alimentos con un índice glucémico bajo más lentamente, lo que significa que no hace que los niveles de insulina aumenten tanto o tan rápido. Los alimentos con un bajo índice glucémico incluyen granos enteros, legumbres, frutos secos, semillas, frutas, vegetales con almidón y otros alimentos sin procesar.
  2. Dieta antiinflamatoria: los alimentos antiinflamatorios, como las frutas, los pescados grasos, las verduras de hoja verde y el aceite de oliva virgen extra, pueden reducir los síntomas relacionados con la inflamación.
  3. Dieta para detener la hipertensión: una dieta para reducir el riesgo o el impacto de una enfermedad cardíaca también puede ayudar a controlar los síntomas del SOP. Es una dieta rica en pescado, frutas, vegetales, granos enteros y productos lácteos bajos en grasa. Se limitan los alimentos con grasas saturadas y con alto contenido en azúcar.

En general, se deben evitar alimentos poco saludables, como carbohidratos refinados, tales como la bollería o el pan blanco, fritos, bebidas energéticas y carbonatadas, carnes procesadas o rojas y grasas sólidas como la margarina.

La práctica de ejercicio físico también es beneficiosa para personas con síndrome de ovario poliquístico ya que promueve la pérdida de peso, mejora el metabolismo de la insulina, regula los ciclos menstruales, regula los niveles hormonales y disminuye los niveles de colesterol. Reducir el estrés con prácticas como dormir lo suficiente, también puede ayudar al control del SOP.

Aunque actualmente no existe cura para el síndrome de ovario poliquístico, es posible que una persona reduzca sus síntomas y mejore su calidad de vida con una dieta saludable y con ejercicio físico. Lograr y mantener un peso saludable y comer grasas saludables, proteínas y cantidades moderadas de carbohidratos con bajo índice glucémico, pueden ayudar a una persona a controlar el SOP.

Bibliografía

Farshchi, H., Rane, A., Love, A., & Kennedy, R. L. (2007). Diet and nutrition in polycystic ovary syndrome (PCOS): Pointers for nutritional management. Journal of Obstetrics and Gynaecology.

Califica esta publicación