Influencia del estrés gestacional en el desarrollo fetal

En las últimas décadas han surgido diversas hipótesis que pretendían relacionar el estado de salud de la gestante con el desarrollo fetal y salud del futuro recién nacido. En cuanto a esto, distintos estudios han relacionado los niveles de estrés de la madre con un mayor riesgo de aborto y parto prematuro, además de dificultades en el parto. De la misma forma el estrés gestacional se ha relacionado con una disminución de peso en los recién nacidos y menor perímetro craneal, además de alteraciones en cuanto al metabolismo y sistema inmune del bebé.

Este estrés gestacional al que hacemos referencia está principalmente asociado a altos niveles de cortisol, la hormona del estrés, cuya función es preparar al organismo en aquellos momentos de mayor activación en los que es necesario estar alerta (respuesta adaptativa). Sin embargo, en cuanto al recién nacido, esta hormona es esencial para la maduración pulmonar. Por tanto, la cantidad de hormona generada por la madre que, a su vez, es compartida con el bebé, debe ser tal que permita el normal desarrollo del mismo.

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado recientemente una relación inversa entre los niveles de cortisol en la gestante durante el primer trimestre de embarazo y los niveles de la misma hormona en el recién nacido. Es decir, si la madre presenta altos niveles de esta hormona durante este período del embarazo puede predecirse que los niveles de cortisol en el recién nacido serán más bajos de lo normal. Sin embargo, el estudio realizado trata de ir más allá, comparando la gravedad de esta situación en mujeres que se han sometido a tratamientos de reproducción asistida y aquellas que han quedado embarazadas de forma natural. Para realizar dicha comparación evaluaron de forma conjunta los niveles de cortisol en un período de tres meses mediante muestras de pelo y los niveles de estrés percibido por la madre a través de cuestionarios.

En relación a los resultados obtenidos, aquellas mujeres que se habían sometido a tratamientos de reproducción asistida presentaban altos niveles de cortisol durante el primer trimestre y altos niveles de estrés percibido en el tercer trimestre y en el período post-parto; mayores ambos que los observados en mujeres que habían quedado embarazadas de forma natural. En cuanto a esta diferencia, resulta fácil encontrar los distintos motivos por los que aquellas que se han sometido a un tratamiento de reproducción asistida presentan un mayor nivel de estrés pues estas se han sometido a diversos tratamientos médicos, revisiones ginecológicas, tratamientos hormonales, la experiencia de la infertilidad, etc. También se tomaron muestras de pelo de los recién nacidos para estudiar el impacto de los niveles de estrés en la madre. Con ello se observó que aquellos pertenecientes al grupo de mujeres que se habían sometido a tratamientos de reproducción asistida presentaban niveles de cortisol más bajos de lo habitual, además de que presentaron una menor longitud al nacer.

Estos resultados confirman los efectos del estrés gestacional, especialmente en aquellas madres que han recibido tratamientos de reproducción asistida, por lo que se hace esencial el control de estas variables durante el embarazo, de forma que sea posible asegurar un desarrollo saludable del recién nacido. En aquellos casos en los que se detecten altos niveles de estrés en la madre sería necesario tomar las medidas apropiadas tales como grupos de apoyo psicológico o incluso el tratamiento necesario para reducir los niveles de esta hormona.

Lucía Reseco Calderón

Referencias:

  • https://www.diariomedico.com/especialidades/salud-mental/el-estres-en-el-primer-trimestre-de-la-gestacion-impide-que-el-recien-nacido-libere-una-hormona-clave-para-su-salud.html
  • R. A. Caparros-gonzalez, B. Romero-gonzalez, H. Strivens-vilchez, R. Gonzalez-perez, O. Martinez-augustin, and M. I. Peralta-ramirez, “Hair cortisol levels , psychological stress and psychopathological symptoms as predictors of postpartum depression” PLoS One, 2017.
  • R. A. Caparros-gonzalez, B. Romero-gonzalez, J. M. Quesada-, R. Gonzalez-perez, J. C. Marinas-lirola, M. I. Peralta-, R. Gonzalez-perez, J. C. Marinas-lirola, and M. I. Peralta-ramírez, “Maternal hair cortisol levels affect neonatal development among women conceiving with assisted reproductive technology” J. Reprod. Infant Psychol., 2019.
  • M. A. G. Id, M. I. Peralta-ramirez, L. Arco-garcia, B. R. Id, R. A. Caparros-gonzalez, N. Saez-sanz, M. Santos-ruiz, E. Montero-lopez, A. Gonzalez, and R. Gonzalez-perez, “Hair cortisol concentrations in a Spanish sample of healthy adults” PLoS One, 2018.

La importancia de la menstruación y la salud reproductiva

Previo al embarazo, el endometrio sufre un aumento en su espesor y vascularización haciendo del útero un ambiente idóneo para que se produzca la implantación del embrión. Si dicha implantación no ocurre, la capa del endometrio que ha sufrido el engrosamiento se desprende y es expulsada al exterior en forma de sangrado conocido como regla o menstruación.

Mestruación

El periodo menstrual ocurre de forma cíclica cada 28-38 días en todas las mujeres que se encuentran en edad fértil, con una duración de entre 3-7 días. Desde la primera regla o menarquia, que se situaba entre los 8 y 16 años, la mujer tiene una media de 50 años de fertilidad hasta que comienzan a aparecer los primeros síntomas de la menopausia o cese de la regla.

Durante los primeros años de ciclos menstruales, estos suelen ser irregulares con duraciones, flujo y frecuencias variables para acabar estabilizándose pasados 3 años. Sin embargo, las irregularidades menstruales que se mantienen pasado dicho intervalo de tiempo, pueden ser consecuencia de problemas hormonales, endocrinológicos, enfermedades generales, etc. La diabetes no controlada, el síndrome de ovario poliquístico, endometriosis, infección uterina crónica, un exceso de actividad física o trastornos alimenticios, son algunas de las causas subyacentes más comunes que generan periodos irregulares o ausentes, sangrados prolongados y dismenorrea o dolores menstruales. Seguir leyendo “La importancia de la menstruación y la salud reproductiva”

Logran que mujeres con menopausia precoz puedan quedarse embarazadas

Aunque la menopausia es una parte natural del envejecimiento, para algunas mujeres llega demasiado pronto. La menopausia precoz es la desaparición de la menstruación y de la función ovárica en mujeres menores de 40 años. Una mujer sufre menopausia precoz cuando nace con una reserva menor de folículos ováricos o cuando estos folículos se consumen más rápido que de manera habitual. Esto hace que las mujeres pierdan la capacidad reproductiva antes de tiempo y padezcan algunos síntomas de ciertas enfermedades, que son propias de edades más avanzadas.Menopausia Precoz

A lo largo de los 30 o 40 años de su vida fértil, los folículos de estas mujeres empiezan a agotarse, entrando a la menopausia sin reservas. Por este motivo, cuando los ovarios dejan de funcionar, no producen hormonas sexuales, como estrógenos y progesterona, y la mujer deja de ovular. Como consecuencia, la mujer pierde su capacidad para concebir, llevándola a sufrir problemas de infertilidad.

La incapacidad para tener un hijo es uno de los problemas derivados de la menopausia precoz que más preocupa a las mujeres, viendo frustrados sus deseos de ser madre a una edad más temprana. Por ello, investigadores españoles, han desarrollado una técnica que permita que mujeres con menopausia precoz vuelvan a ovular y puedan quedarse embarazadas. Seguir leyendo “Logran que mujeres con menopausia precoz puedan quedarse embarazadas”

Reprogramación de células: un paso más cerca de tratar una grave causa de infertilidad

Investigadores de la Universidad del Noroeste (EE. UU.) han conseguido por primera vez dirigir la transformación de células madre en células uterinas sanas que podrían utilizarse para tratar la endometriosis y el cáncer endometrial.

Blog pronacera endometriosisEl útero es un órgano en continuo cambio en el que cada mes las células proliferan, se diferencian, mueren y se renuevan siguiendo ciclos hormonales. En este proceso, el tejido que recubre las paredes internas del útero, o endometrio, se prepara para acoger y sustentar un embrión. Para ello actúan esencialmente dos hormonas: estrógeno y progesterona. ¿Pero qué ocurre si las células del endometrio son incapaces de detectar y responder a las señales que les dan las hormonas?

El estrógeno provoca que las células del endometrio se dividan y el grosor de la pared aumente. Posteriormente, cuando ocurre la ovulación, la progesterona es responsable de que se secreten ciertas sustancias para hacer el entorno más atractivo para el embrión. Por último, si no hay implantación, las paredes se desprenden y se inicia la menstruación. Si este proceso falla, pueden aparecer trastornos como la endometriosis. Seguir leyendo “Reprogramación de células: un paso más cerca de tratar una grave causa de infertilidad”

¿Se puede ser madre después de tener cáncer de mama?

El pasado día 19 de Octubre, celebrábamos el día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de mama, una enfermedad que afecta al 27% de la población total, y que por encima del cáncer de ovario o de útero, es la principal causa de morbilidad y fallecimientos en mujeres en edad reproductiva.

Aunque los tratamientos actuales han ido mejorando con el tiempo, y han disminuido el número de pérdidas, sus efectos negativos en el cuerpo de la mujer no dejan de ser importantes.

maternidad y cancer de mama

Muchas de las pacientes afectadas sueñan con ser madre, y su meta se ve truncada tras haber pasado por los tratamientos del cáncer. Los protocolos de radio y quimioterapia, las cirugías y las terapias inmunológicas son muy agresivos y afectan de forma negativa al aparato reproductor femenino, disminuyendo la calidad de los óvulos en gran medida. Entre los profesionales del sector de la salud, se habla de la preservación de la fertilidad, una técnica que permite extraerles óvulos, tejido ovárico o embriones a las pacientes de forma previa y preventiva, a los tratamientos contra el cáncer, con el fin de conservarlos en perfectas condiciones gracias a la criopreservación o congelación de estos. Seguir leyendo “¿Se puede ser madre después de tener cáncer de mama?”

¿Qué son las trombofilias?

¿Está el análisis de la Trombofilia recomendado para la medicina reproductiva?

Las trombofilias, también conocidas en el ámbito científico como procesos fibrinolíticos, son desorden de los mecanismos de la coagulación de la sangre donde se demuestra una tendencia anormalmente aumentada a la trombosis. Estos desordenes se pueden detectar de forma precoz tanto en sangre como en saliva con estudios avanzados y personalizados como el TromboGene ofrecido por Pronacera.

TromboGene Pronacera Seguir leyendo “¿Qué son las trombofilias?”

¿Sabías que enfermedades como la obesidad pueden dificultar la concepción, el correcto desarrollo del embarazo y del bebé?

El incremento en la incidencia de la obesidad en la población mundial durante las últimas décadas no es un secreto.

Cada día vemos en anuncios, redes sociales y televisión los perjuicios en la salud de ésta y otras enfermedades relacionadas como la diabetes de tipo 2 o el síndrome metabólico. Sin embargo, poco se comenta sobre las alteraciones genéticas que sufren los gametos (óvulos y espermatozoides) y el embrión debido a ellas.

la obesidad

Uno de los principales factores epigenéticos (factores ambientales que modifican e influyen sobre nuestros genes) relacionados con la obesidad, es la nutrición. Estudios en el campo de la epigenética concluyen que bebés de padres obesos pueden heredar la predisposición a tener sobrepeso, así como la tendencia a padecer enfermedades y desórdenes metabólicos.
No solo es importante ese efecto ambiental en la genética del bebé, si no que también la calidad de los gametos se ve afectada, como se observa en casos en los que un consumo excesivo de productos grasos provoca un efecto negativo en la cantidad y la movilidad del esperma.

 

Seguir leyendo “¿Sabías que enfermedades como la obesidad pueden dificultar la concepción, el correcto desarrollo del embarazo y del bebé?”

¡Cultivar óvulos humanos en el laboratorio ya no es solo ciencia ficción!

Esta nueva técnica podría ser utilizada en el futuro para preservar la fertilidad en niñas que van a someterse a quimioterapia, radioterapia u otro tratamiento que pueda afectar negativamente a sus óvulos.

Tras el logro conseguido por un equipo de investigadores de la Universidad de Kyushu (Japón) de producir óvulos funcionales de ratón a partir de células madre; un grupo de científicos de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) ha obtenido por primera vez óvulos humanos maduros (en un estado de desarrollo idóneo para ser fecundados) a partir de óvulos inmaduros extraídos de los folículos ováricos (envoltura donde se almacenan los óvuloshasta su maduración).

Seguir leyendo “¡Cultivar óvulos humanos en el laboratorio ya no es solo ciencia ficción!”