¿Por qué nuestros ancestros sufrían menos enfermedades crónicas que nosotros?

En los últimos años, las enfermedades crónicas relacionadas con el metabolismo y el sistema autoinmune se han disparado notablemente. Ante esta situación, Marsha Wibowo, estudiante de doctorado en la escuela de Medicina de Harvard y su profesor Aleksandar Kostic, decidieron estudiar los cambios que se han dado en la microbiota intestinal de los seres humanos a lo largo de la historia.

Para este trabajo, analizaron heces con 2000 años de antigüedad, encontrando cierta similitud entre su microbiota y la que reside en las heces de personas que viven aisladas de la industria y demostrando así, que los cambios en los hábitos de vida podrían derivar en enfermedades crónicas como la diabetes o la obesidad.

Además, cuando analizaron la composición de las muestras fecales, descubrieron que ahora existen menos genes que protegen frente a este tipo de enfermedades, en comparación con las muestras de nuestros ancestros.



Sigue leyendo