¿Tener un hijo por cesárea aumenta el riesgo de que padezca enfermedades del sistema inmune?

Cada vez resulta más evidente la importancia que tiene en nuestra salud la microbiota, en especial la intestinal. ¿Pero qué es la microbiota? La microbiota es el conjunto de microorganismos que viven en nuestro cuerpo en simbiosis con nosotros. Es muy importante para una gran cantidad de procesos que tiene lugar en nuestro cuerpo, como la digestión en el caso de la microbiota intestinal, o la receptividad endometrial en la reproducción en el caso de la microbiota de la cavidad uterina. También es crítica en el desarrollo del sistema inmune y del cerebro, entre otros. Pero ¿cómo y cuándo se forma esta microbiota intestinal?

Los partos por cesárea son cada vez más frecuentes: una de cada cinco mujeres en el mundo tiene a su hijo de esta manera, mientras que la cifra aumenta en países desarrollados, llegando una de cada tres mujeres en EEUU y rozando el 45% de los nacimientos en Latinoamérica. Conforme se ha elevado el número de partos por cesárea se ha observado que parece haber una correlación directa entre nacer mediante este procedimiento y el riesgo de que los niños así nacidos desarrollen ciertas enfermedades no transmisibles, especialmente aquellas relacionadas con el sistema inmune, como asma, alergias, enfermedades atópicas, obesidad, diabetes mellitus o la enfermedad inflamatoria intestinal.

microbiota intestinalCon estos datos parece obvia la relación: es un hecho que la microbiota intestinal es crucial en el desarrollo del sistema inmune de los niños, ¿y cuál es la diferencia entre un niño nacido por cesárea de uno que no? El paso por la vagina y con ello la impregnación con la microbiota vaginal de la madre. O quizás no sea la única diferencia. Seguir leyendo “¿Tener un hijo por cesárea aumenta el riesgo de que padezca enfermedades del sistema inmune?”

Una microbiota alterada podría estar relacionada con enfermedades psicológicas

En entradas anteriores de nuestro blog hablamos sobre el papel que juega la microbiota en nuestro organismo. Estas bacterias y virus se encargan de mantener nuestro cuerpo en condiciones óptimas influyendo directamente sobre el tracto digestivo y con una fuerte acción inmunomoduladora. Por ello, el estudio de estos microorganismos se encuentra en pleno auge, lo que arroja una gran cantidad de estudios prometedores.

Un grupo de investigación en Bélgica ha demostrado que la microbiota es capaz de generar compuestos que modulan la actividad cerebral, como la dopamina y la serotonina. El estudio realizado en 1.054 personas con depresión ha concluido que la ausencia o poca cantidad de dos géneros bacterianos en el tracto intestinal, coprococcus y dialister, tiene una relación directa con esta enfermedad mental. Lo que no se ha podido aclarar es si este hecho es causa o efecto, es decir, se desconoce si la ausencia de estas bacterias origina depresión o si es la depresión la que hace que estos grupos bacterianos se vean debilitados. Seguir leyendo “Una microbiota alterada podría estar relacionada con enfermedades psicológicas”

¿Sabes por qué se dice que el intestino es nuestro segundo cerebro?

Se sabe ya desde hace tiempo que hay más de 100 millones de células nerviosas en nuestro intestino que establecen conexiones con las neuronas que tenemos en nuestro cerebro. Aunque 100 millones de células nerviosas parecen muchas, son pocas en comparación con todas las que tenemos en el cerebro. Además de la cantidad, la organización y forma de estas neuronas también es diferente en el intestino y en el cerebro, siendo en el cerebro mucho más compleja.

En nuestro cuerpo, residen billones de microorganismos formando lo que se conoce como microbiota. La mayoría de estos microorganismos se encuentran en el intestino, y juegan un papel importante en funciones como la absorción de nutrientes, variaciones de la conducta, y además, están relacionados con enfermedades neuronales.Instestino cerebro

La revista Brain Research ha publicado recientemente un estudio en el cual se habla de una conexión directa entre el cerebro y el intestino. Así, las células nerviosas que se encuentran en el tracto intestinal, envían señales que alcanzan una respuesta en muy poco tiempo, apenas algunos milisegundos. Seguir leyendo “¿Sabes por qué se dice que el intestino es nuestro segundo cerebro?”