El papel del sistema inmune en la fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad reumática crónica padecida por entre un 2 y un 4% de la población, con síntomas como dolor generalizado, deterioro del sueño, cambios de humor, síndrome de intestino irritable, dolores de cabeza, cansancio y síntomas genitourinarios, entre otros. Estos síntomas son el resultado de una inflamación generalizada en el organismo, cuyo origen no se conoce demasiado bien.

La inflamación es la respuesta de nuestro organismo ante agresiones con el objetivo de reparar el daño y luchar contra el patógeno invasor, en caso de haberlo. Está mediado por el sistema inmune, así que podemos pensar que podría ser un fallo de este, el que provoca la inflamación generalizada. De hecho, las personas que padecen artritis reumatoide u otras enfermedades autoinmunes tienen más tendencia a desarrollar diferentes mialgias entre las que se encuentra la fibromialgia, ya que de por sí el sistema inmune de estas personas no funciona como debería.

Existen numerosos estudios que apoyan esta relación, como muestra de ello, uno que nos ha parecido muy interesante publicado en 2018. En él se estudió el caso de una familia con miembros que padecían la enfermedad y tenían mutaciones en ciertos genes relacionados con la inflamación. Estos genes eran principalmente citoquinas.

Inflamación FibroLas citoquinas son proteínas liberadas por el sistema inmune e intervienen en la inflamación del sistema nervioso central. Pueden ser proinflamatorias (favorecen la inflamación) o antiinflamatorias (reducen la inflamación). En las personas con fibromialgia suele haber un desequilibrio entre estos dos tipos, habiendo más citoquinas proinflamatorias. Uno de los síntomas, el dolor generalizado, parece ser debido a la liberación de citoquinas y otras moléculas proinflamatorias por parte de un tipo de células inmunes llamadas mastocitos. Estas moléculas liberadas activan los receptores del dolor localizados en las terminaciones de las neuronas, aumentando la sensibilidad al dolor. Seguir leyendo “El papel del sistema inmune en la fibromialgia”

¿Sabes por qué se dice que el intestino es nuestro segundo cerebro?

Se sabe ya desde hace tiempo que hay más de 100 millones de células nerviosas en nuestro intestino que establecen conexiones con las neuronas que tenemos en nuestro cerebro. Aunque 100 millones de células nerviosas parecen muchas, son pocas en comparación con todas las que tenemos en el cerebro. Además de la cantidad, la organización y forma de estas neuronas también es diferente en el intestino y en el cerebro, siendo en el cerebro mucho más compleja.

En nuestro cuerpo, residen billones de microorganismos formando lo que se conoce como microbiota. La mayoría de estos microorganismos se encuentran en el intestino, y juegan un papel importante en funciones como la absorción de nutrientes, variaciones de la conducta, y además, están relacionados con enfermedades neuronales.Instestino cerebro

La revista Brain Research ha publicado recientemente un estudio en el cual se habla de una conexión directa entre el cerebro y el intestino. Así, las células nerviosas que se encuentran en el tracto intestinal, envían señales que alcanzan una respuesta en muy poco tiempo, apenas algunos milisegundos. Seguir leyendo “¿Sabes por qué se dice que el intestino es nuestro segundo cerebro?”