Trasplante de pequeños orgánulos del interior celular contra la infertilidad, ¿ciencia ficción o realidad?

De nuevo, un grupo de científicos europeos, más concretamente griegos en esta ocasión, han logrado revertir un caso de infertilidad mediante el trasplante de parte de una célula fértil a una infértil.

FetoComo sabemos, los ovocitos son “simples” células que en ocasiones y debido a diversas causas han podido perder su capacidad reproductiva. Durante la semana pasada, numerosos medios se hicieron hecho eco de como investigadores griegos han usado una controvertida técnica de Fecundación In Vitro (FIV) combinando un ovocito infértil con el ovocito fértil de una donante, pero manteniendo el núcleo y el material genético de la madre biológica (mujer infértil). Así, esta mujer, de la que no ha trascendido el nombre, de 32 años que ya llevaba cuatro intentos FIV ha podido quedar embarazada y llevar ya éste hasta las 27 semanas de gestación.

Este hito, sin duda sin precedentes, ha sido llevado a cabo en el marco de un ensayo clínico en el entorno de una investigación dirigida entre un centro de reproducción asistida griego y una compañía española especializada. Este consorcio ha logrado el primer embarazo registrado a nivel mundial en el que se ha empleado la técnica de Transferencia de Huso Materno, Reemplazo Mitocondrial o MST (del ingés Maternal Spindle Transfer). La técnica de la Transferencia de Huso Materno es una técnica que ya había sido empleada con éxito en el campo de las enfermedades mitocondriales, pequeños orgánulos que son el reservorio de energía de que dispone cada célula. De hecho, ésta se encuentra aprobada legalmente en Reino Unido desde el año 2015 y se conoce vulgarmente como el ‘embrión de los tres padres’ y ya han nacido varios bebés libres de enfermedades mitocondriales gracias a esta técnica, siendo el primero y más sonado, el nacido en Méjico en 2016.

 

mitocondriaEl reemplazo mitocondrial se basa en la extracción del núcleo (también llamado huso meiótico, orgánulo en el cual se encuentra el material genético) de la célula que tiene la mitocondria (todas las mitocondrias poseen su propio ADN) afectada y “trasplantarlo” a otra célula a la que se le ha retirado previamente el núcleo. Como describíamos, suele hacerse desde una célula con la mitocondria afectada, hacia una célula con la mitocondria sana con el objetivo de obtener una célula con el material genético de la madre biológico y la mitocondria sana de la célula donante. En esta ocasión, se ha utilizado para transferir el huso meiótico de un ovocito infértil e introducirlo en el ovocito de uno donante fértil, para ser fecundado y contener el ADN nuclear materno.

El estudio continuará con las 24 pacientes con problemas similares de infertilidad que tienen incluidas en su investigación.

La técnica de la Transferencia de Huso Materno es una herramienta que parte de la donación de ovocitos como se viene realizando convencionalmente, pero en este caso permite tener alrededor del 99% de ADN de los padres biológicos aun usando un ovocito donado, ya que, refiriéndonos a material genético, solo el ADN de la mitocondria será de la donante. Por lo tanto, para el uso de esta herramienta se necesitan dos gametos femeninos, ovocitos, y una masculino para fecundar. De esta forma, el 99% de ADN, correspondiente al nuclear o genómico, responsable de la gran mayoría de las características visibles del feto, provendría de los padres, como en cualquier embarazo convencional, sin embargo, la peculiaridad de este caso es que la donante tan solo aportará el ADN mitocondrial, lo que tan solo implica 37 genes frente a los más de 30.000 que poseemos cualquier humano, representando alrededor del 1% del ADN.

Pero está tecnología también tiene su lado oscuro, ya que, en 2015 el congreso de los Estados Unidos la prohibió aun siendo desarrollada en el mismo país y cada vez que se publica una nueva noticia referente a su uso, son numerosas los comunicados en contra de su uso, como ya ha sucedido en este último caso con el comité de ético de la Universidad de Oxford. Dejando el tema ético a un lado, también cabría la pregunta de, ¿tendremos los profesionales del campo de la salud reproductiva que seleccionar los donantes en función del estado de sus mitocondrias? Y es que parece ser que el equipo pionero en este tipo de tecnología, el del Dr. Mitalipov, ha descubierto que un pequeño porcentaje de células con mitocondria reemplazadas, puede revertir el ADN mitocondrial trasplantado.

Fuere como fuese, la técnica de la Transferencia del Huso Materno abre una nueva vía al tratamiento de la infertilidad femenina, aunque la experimentación es muy reciente y está en periodo de validación por lo que aun no se podría incorporar a la rutina de cualquier centro de reproducción asistida, requiriendo además de su validación para distintos usos, de una profunda formación de los investigadores y profesionales del campo con una larga curva de aprendizaje.

Autor: Antonio Martínez-Lara, Project Manager & International Business Development, Pronacera Therapeutics S.L

Fuente: Varias

5 (100%) 1 vote[s]