Un paso más cerca de tener recién nacidos sanos gracias a su modificación genética

Por primera vez se ha aprobado en España el uso de CRISPR para la edición genética de embriones. Concretamente, la Generalitat de Catalunya ha dado luz verde a que el equipo del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), liderado por la Dra. Anna Veiga, haga uso de esta herramienta en un estudio que se realizará en 40 embriones.

Refrescando un poco la memoria, el sistema CRISPR/Cas es un sistema de edición genética, que funciona como una especie de tijeras moleculares capaces de cortar, y posteriormente interrumpir o cambiar las secuencias de genes específicos. Lo revolucionario de este sistema con respecto a los anteriores, es el hecho de que esta herramienta tiene una precisión enorme, haciendo que los cortes se produzcan en el lugar exacto del genoma que se desea.

Pero ¿Cómo podría mejorar esto la reproducción y el embarazo seguro?

Las posibilidades de esta técnica son tremendas. Por ejemplo, Reino Unido lleva desde 2016 realizando investigaciones con embriones haciendo uso de ella. El último estudio publicado en la revista científica Nature se centra en el estudio de un gen concreto que participa en el desarrollo embrionario: el gen OCT4. Gracias al uso de CRISPR, los científicos han eliminado este gen para evaluar con precisión qué papel ejerce este gen en el desarrollo de los embriones.

¿Se puede realizar esta técnica para editar embriones en la clínica de reproducción asistida? 

La respuesta es simple, no. De momento, esta técnica se utiliza en investigación. Las investigaciones que se quieren llevar a cabo son sobre embriones siguiendo la Ley de Investigación Biomédica, bajo unos requisitos y controles: embriones procedentes de parejas que han hecho donación para investigación, con el correspondiente consentimiento informado firmado, supervisión del proyecto por parte de las autoridades administrativas autonómicas y estatales pertinentes, y visto bueno de los Comités Éticos de Investigación de las instituciones implicadas.

Por lo tanto, se dan únicamente en laboratorio y sin translación a reproducción en parejas, buscando sólo ampliar el conocimiento del desarrollo embrionario, concretamente al actuar sobre determinados genes y estudiar como intervienen en el desarrollo, editando su genoma.

¿Por qué es tan relevante el comienzo de los estudios con CRISPR/cas en embriones?

Como se ha dicho, conocer a fondo el funcionamiento de la técnica en embriones tiene unas increíbles posibilidades futuras en la aplicación a la clínica. El avance que podría suponer, en definitiva, es la eliminación de muchas enfermedades genéticas, evitando el nacimiento de bebés con estas afecciones (las cuales muchas de ellas ni siquiera tienen tratamiento) sin tener que descartar el embrión en sí mismo.

Un ejemplo claro de la aplicación de la técnica puede ser para los casos en los que los pacientes tengan las mutaciones de los genes BRCA1 o BRCA2. Mutaciones hereditarias y familiares que aumentan las probabilidades de padecer cáncer de mama. Con estas variantes, existe un 50 % de probabilidad de que alguno de los hijos herede la mutación. Realizando DGP es posible elegir entre los embriones sanos tras un tratamiento de FIV (en los casos donde existen muchos embriones a elegir). Sin embargo, mediante CRISPR/cas es posible curarlos directamente eliminando la mutación.

Por otro lado, como ejemplo prematuro del uso de la técnica tenemos recientemente, en 2018, el caso del científico chino He Jianki que afirmó haber traído al mundo a dos gemelas con ADN editado mediante CRISPR para resistir al VIH. A parte de que viola gravemente las normas y regulaciones éticas y académicas, las repercusiones que puede suponer este acontecimiento en las gemelas no pueden preverse aún con seguridad. Además, el uso de la técnica está totalmente injustificado, ya que los genes eliminados no producen la enfermedad, la enfermedad es consecuencia de un virus.

La edición genética puede ser el futuro de la curación de muchas enfermedades y de la mejora de calidad de vida de las personas. Es importante no poner obstáculos a su utilización pero sí velar por el rigor ético de la misma. Por último, cabe destacar que las malas decisiones del uso de la técnica pueden generar un gran efecto de alarma en la población. Por lo que en última instancia podría acabar con todo el campo de investigación que tanto está avanzando en los últimos años.

Referencias

http://www.idibell.cat/es/actualidad/noticias/el-idibell-y-dexeus-mujer-estudiaran-el-desarrollo-embrionario-mediante-la

https://www.nature.com/news/crispr-used-to-peer-into-human-embryos-first-days-1.22646

https://www.neb.com/tools-and-resources/feature-articles/crispr-cas9-and-targeted-genome-editing-a-new-era-in-molecular-biology

https://www.elindependiente.com/futuro/2018/11/30/espanol-ensaya-nuevo-crispr-mas-eficaz/

Antonio Ballesteros